lunes, 26 de noviembre de 2018

Fontana de Trevi. Roma


En el año 19 a.C., mucho antes de ser la Fontana de Trevi, era el final del acueducto Aqua Virgo que atravesaba 22 Km. de la ciudad trayendo agua pura desde un manantial a las afueras de Roma hasta una pequeña pila.

El aspecto final de la Fontana de Trevi data de 1762 cuando, tras varios años de obras de la mano de Nicola Salvi, fue finalizada por Giuseppe Pannini.
Como curiosidad, el nombre de Trevi deriva de Tre Vie (tres vías), ya que la fuente era el punto de encuentro de tres calles.


La fuente está situada en el cruce de tres calles (tre vie), marcando el punto del Aqua Virgo, uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a Roma. 

Con la supuesta ayuda de una Joven Virgen, los técnicos romanos localizaron una fuente de agua pura a sólo 22 km de la ciudad, escena representada en la actual fachada de la fuente. 
El golpe de gracia a la vida urbana de la Roma clásica tardía fue la rotura de los acueductos por parte de los asediadores godos en el año 537. Los romanos medievales quedaron reducidos a sacar el agua de pozos contaminados y del río Tíber, que también se usaba como cloaca.
La costumbre romana de construir una bella y hermosa fuente al final de los acueductos que traían agua a la ciudad fue resucitada en el siglo XV, con el Renacimiento. 
En 1453, el papa Nicolás V terminó de reparar el acueducto Aqua Virgo y la fuente que construyó al final fue una simple pila, diseñada por el arquitecto humanista Leon Battista Alberti, para anunciar la llegada del agua.

El Aqua Virgo es el acueducto que el cónsul Marco Vespasiano Agripa, cuñado y yerno del emperador Augusto, mandó construir en el año 19 a.C. para llevar el agua corriente hasta el Pincio, el Panteón y las termas de Agripa en el Campo de Marte. Las ruinas de las termas las localizamos situadas detrás del Panteón, donde Agripa ya construye un primer Panteón.


El Acueducto Aqua Virgo fue construido por Agripa e inaugurado en el 19 a. C., 
El nombre deriva, según una leyenda, de una joven que habría indicado a los soldados el lugar del manantial, aunque probablemente se refiere a la pureza del agua. 
El acueducto fue constantemente restaurado y todavía alimenta la Fontana di Trevi, la Fontana della Barcaccia, en la Plaza de España, dando nombre a la vía dei Condotti, y la Fuente de los Cuatro Ríos, en la Piazza Navona.

Agripa participó en actividades militares menores en los años 35 y 34 a. C., pero volvió a Roma en el otoño de ese último año.
Llevó a cabo una importante campaña de reparaciones y mejoras públicas en la ciudad de Roma, entre las que se incluye la renovación del acueducto conocido como Aqua Marcia y la ampliación de sus canalizaciones para que cubriese una mayor parte de la ciudad. 
En 33 a. C. Agripa fue elegido edil, y utilizó sus conocimientos de arquitectura para realizar su labor. Como edil (magistrado responsable de las construcciones y los festivales de Roma) reparó las calles e incrementó y limpió la Cloaca Máxima, plantando jardines y construyendo pórticos y termas, como las denominadas Termas de Agripa. 
Celebró unos impresionantes espectáculos públicos.
​También estimuló la exhibición pública de obras de arte. Es importante resaltar que era inusual que un ex-cónsul ocupara la inferior magistratura de edil,​ pero el éxito de Agripa en el cargo rompió con la tradición. Como emperador, Augusto más adelante presumiría de "haberse encontrado una ciudad de ladrillo y dejado una de mármol" gracias en parte a los grandes servicios que le proporcionó Agripa bajo su gobierno.
Más tarde, en conmemoración de la batalla de Actium, Agripa construyó el edificio que sería el Panteón de Roma hasta su destrucción en el año 80. 
El emperador Adriano construiría su propio Panteón a partir de los diseños de Agripa. Este último ha sobrevivido al paso del tiempo. La inscripción del segundo edificio, sin embargo, preserva el texto de la inscripción del primero. 
Los años posteriores a su tercer consulado, Agripa permaneció en la Galia, reformando la administración provincial y el sistema tributario y llevando a cabo la construcción de un importante sistema de carreteras y acueductos.
Del teatro romano de Mérida fue  promotor  Agripa, que lo construyó entre los años 16 y 15 a. C.
Agripa casa con una hermana y una hija del emperador Augusto. 

La fuente está adosada a una fachada del Palacio Poli



Domando las Aguas es el nombre de la iconografía representada en la fuente, en ella podemos contemplar una conjunción perfecta entre agua y roca.
Pietro Bracci fue el creador de la estatua central, Neptuno. El artista juega con las luces y las sombras sobre la figura principal enmarcándola bajo un arco del triunfo y rodeándola de columnas, de ahí que su visita cuando cae el sol sea obligada.
Neptuno aparece flanqueado por la estatua de la Abundancia que porta una cesta cargada de fruta, y la Salubridad en la que vemos como una serpiente bebe de su copa. Sobre los tres, vemos bajorrelieves que evocan a épocas romanas y al origen del acueducto.
Al frente de la Fuente de Trevi podemos ver como dos tritones guían los caballos alados que arrastran la concha sobre la que viaja Neptuno y hacen sonar una caracola para que se abra paso al Dios de las Aguas.













Iglesia Católica de Santi Vincenzo y Anastasio a Trevi es una iglesia barroca en Roma, la capital de Italia. Construido desde 1646 hasta 1650 bajo el diseño del arquitecto Martino Longhi el Joven. 


Fachada del Palacio Poli, a la derecha. Al fondo la iglesia de Santa María in Trivio.

Está dedicado a María, madre de Jesús, y se encuentra en Piazza dei Crociferi.









Cerca de la Fontana de Trevi el Oratorio  del Ángel Custodio