martes, 6 de noviembre de 2018

Panorámicas de Florencia

La Plaza de Miguel Ángel (Piazzale Michelangelo) es uno de los mejores miradores de FlorenciaEn la ladera de la colina Montecuccoli.

En la plaza, además de una réplica en bronce del David de Miguel Ángel.





Río Arno. 





El Duomo, Sant Croce y ya a orillas del Arno la Biblioteca Nacional Central. En primer plano la Torre de San Nicolas a este lado del Arno. Muy cerca, al otro lado del Arno la Torre de la Ceca, de la casa de la Moneda. 


La Torre de San Nicolás fue parte de las antiguas murallas de Florencia. Su origen se remonta a 1324. Fue diseñado por Arnolfo di Cambio. Al se debe el Palacio Vecchio, entre otros edificios florentinos

La torre de San Niccoló es la única torre de defensa original de la ciudad que no se derribó durante el asedio de Florencia en 1529. Las otras trece torres se derribaron debido a que sus alturas eran un blanco fácil para la artillería, pero la torre de San Nicolás no fue derribada ya que la colina de Miniato en frente de ella, sirvió como protección natural.

Cerca de la iglesia de Santa María Novella se encuentra la Porta al Prato.  Es una de las puertas más antiguas de la ciudad y se remonta a 1285




Palacio de la Signoria, Palacio Vecchio, y el Duomo.




Se han contado seis trazados distintosde murallas alredor de Florencia, el último de los cuales se remonta a mitad del Cinquecento

Las murallas de la parte al norte del Arno de la ciudad fueron abatidas en el curso del siglo XIX para crear los Viales de circunvalación. Las partes de la zona sur, la del barrio de Oltrarno, aún son visibles y bien conservadas.

Subiendo a San Jorge se pueden ver las antiguas murallas de Florencia. 

La Puerta Romana es el centro principal de estas murallas.








Sinagoga de Florencia. El edificio de cúpula verde






Torre del Duomo y del palacio Vecchio. A la izquierda la torre de la iglesia de la Badia Florentina. Esta abadía benedictina fue fundada el año 978 por Willa, viuda del conde Uberto de Toscana. Después, en 1285, fue restaurada en estilo gótico por Arnolfo di Cambio. La torre hexagonal, que Dante cita en el “Paraíso” de la “Divina Comedia”, es del año 1330. La casa natal de Dante está muy cerca.

Dentro de la abadía está la magnífica tumba del  Marqués Ugo de Toscana, realizada en el siglo XV por Mino da Fiesole, que también es el autor del altar. A la izquierda está la “Aparición de la Virgen a San Bernardo” (1485), obra maestra de Filipino Lippi. Por una puerta a la derecha del altar se va al Claustro de los Naranjos (1432-1440), construido por orden de Bernardo Rossellino, que está completamente cubierto de frescos de escenas de la vida de San Benedicto. El nombre del claustro se debe a que, antiguamente, los monjes cultivaban naranjos en él.




El Duomo y a la derecha la iglesia de la Santa Cruz con la Capilla de los Pazzi.

A la Capilla Pazzi se accede desde el claustro del convento de la basílica franciscana de la Santa Croce ya que se encuentra ubicada en el jardín de ésta. 

La Cappella Pazzi fue concebida como sala capitular del convento con el patrocinio de Andrea de Pazzipara convertirla en capilla funeraria familiar.

Encargada por la familia Pazzi en 1429 a Filippo Brunelleschi. Fue su última obra.





La Torre de ArnolfoLa torre del Palacio fue construida en torno a 1310, cuando el cuerpo del edificio estaba casi terminado.

De una altura cercana a los 94 metros, la torre no está alineada respecto a la fachada, sino descentrada sobre el lado sur de esta (hacia la derecha para quien observa frontalmente el Palacio), porque se apoya sobre una casa-torre preexistente perteneciente a la antigua familia de mercaderes de los Foraboschi,  llamada Torre de la Vaca. Este nombre era el que otorgaban los florentinos a la gruesa campana que sostenía.


Durante la Segunda Guerra Mundial, a diferencia de todos los demás puentes de Florencia, el Ponte Vecchio no fue destruido por los alemanes durante su retirada el 4 de agosto, de 1944.

Según la tradición esto se debió a una orden expresa de Hitler

Sin embargo, su acceso quedó obstruido debido a la destrucción de los edificios a ambos lados del puente.


Cúpula de la iglesia de San Frediano in Castello



Puente Vecchio. Tras el se puede ver el puente Carraia, el puente Américo Vespuccio y otros dos puentes de Carretera.

Desde siempre ha contenido distintas tiendas y gran actividad comercial; según la leyenda, porque en el puente había exención de impuestos. Los comerciantes eran autorizados antiguamente a mostrar sus mercancías sobre mesas, por el Bargello (una especie de magistrado comunal). Se cree además que el término Bancarrota se originó en este puente, debido a que cuando un vendedor no podía pagar sus deudas, su mesa o puesto para la venta, era rota por los soldados: banco+rotto, bancarrota. Al no disponer ya de una mesa el comerciante no podía vender sus mercancías.

Al comienzo, los comerciantes alineaban sus tenderetes ("botteghe") a ambos lados del puente. Pero en 1495, la ciudad, que era la dueña y arrendadora de las tiendas a los comerciantes, se vio obligada a vender las parcelas, por razones económicas. A partir de entonces, las tiendas comenzaron a agrandarse y se multiplicaron los voladizos sobre el río, que hoy configuran la imagen del puente.

Para conectar el Palazzo Vecchio (sede del gobierno de Florencia) con el Palazzo Pitti, el Gran Duque Cosimo I de Medici encargó a Giorgio Vasari que construyera el famoso Corredor vasariano sobre el puente, el cual se finalizó en 1565. Este corredor da una vuelta en torno a la Torre de Mannelli ya que los dueños de la misma no permitieron que fuera alterada o destruida para la construcción del corredor.

En 1593 el Gran Duque Fernando I decidió expulsar del puente a los carniceros, prohibiéndoles realizar sus actividades en el lugar. Se dice que no soportaba los olores de ese comercio, mientras él y sus visitantes extranjeros iban desde el Palazzo Vecchio, hasta la residencia de la familia Médici, en el Palazzo Pitti, pasando sobre el corredor vasariano. Además, para aumentar el prestigio del lugar, fomentó que el sitio vacante de los carniceros, fuera inmediatamente ocupado por orfebres, joyeros y comerciantes de oro, que actualmente siguen ocupando los voladizos y puestos del puente. La asociación de carniceros había monopolizado los negocios sobre el puente desde 1442.