martes, 1 de abril de 2008

El Palacio de los condes de Priego; Priego. Cuenca .

El Ayuntamiento de Priego, antigua aldea de Cuenca, es el antiguo Palacio de los condes de Priego, de pleno siglo XVI. Es el clásico palacio del Renacimiento de estructura horizontal, con decoración sobria y elegante. Destacan sus ventanas con arcos escarzanos o de medio punto, al igual que sus frontones curvos clasicistas.








La familia Carrillo.- Además del poder de la familia Pacheco las tierras de Cuenca vieron el nacimiento y esplendor del poder de la familia Carrillo. En tierras del infantado de Albornoz tiene su origen el señorío de Priego relacionado con la historia de la ciudad de Huete ya que los Carrillo participan en la reconquista de las tierras de Huete.

Los Carrillo proceden de las tierras de Burgos, y están presentes en la de Cuenca desde mediados del siglo XII. Huete debe su categoría jurídica de ciudad, concedida en el año 1428, a un Carrillo.

Urraca Alonso, hija del quinto señor de Molina y prima hermana de Alfonso X "el Sabio", recibe de dote al casarse con García Gómez Carrillo "el de los Garfios" en la segunda mitad del siglo XIII, hijo del Carrillo cuya presencia podemos rastrear en la reconquista de Huete y Cuenca, varias heredades de la Tierra de Molina y del obispado de Cuenca entre las que se encuentra Priego. Garci Gómez se destacó en la toma de la ciudad de Jérez en 1264. Su sobrenombre "de los Garfios" se debe a que fue atado con garfios por los moros cuando estos intentan recuperar el álcazar de Jerez que Gómez defendia.

El origen de la familia Carrillo se remonta para algunos genealogistas a dos hermanos alemanes que se asentaron en Castilla al servicio del conde Fernán González. Ambos hermanos se distinguieron en la toma de Carrazo en Burgos y por ello toman el nombre de Carrillo por alusión a Carrazo. Decir que algunas genealogias norteamericanas hacen descendiente en 18 línea al Presidente Georges Washington de Garcia Gomez 'el de los Garfios' DE CARILLo(1230 - 1264). Esta genealogía incurre en errores, pero responde al gran interés que hay en el continenete amerciano de buscar importantes ancestros en España. Decir que de la genealogia de los Carrillo y sobre todo la de los señores de priego podemos encontrar diferentes versiones con algunas pequeñas diferencias con la aquí desarrollada.

En el año 1298 Alonso Carrillo, hijo de Urraca Alonso, recibe de Fernando IV el titulo de señor de Priego. Su hijo Juan Alonso Carrillo, hereda el Señorío en el año 1302 y en 1341 funda Mayorazgo, ampliado en 1365 con otros territorios del valle de Priego dados al tercer señor de Priego por Pedro I.

Juan Alonso Carrillo, hijo de un sobrino nieto de "el de los Garfios" casa con su prima Isabel Carrillo, nieta de "el de los Garfios " como hija del I señor de Priego.

Un descendiente de un hermano de "el de los Garfios" casa a mediados del siglo XIV con Urraca Albornoz de quien viene los condes de Buendía y los duques de Huete.

La familia Carrillo verá aumentar su poder al conceder Enrique II el señorío de Cañaveras a Fernán Carillo, V señor de Priego y montero mayor de Juan I, en la segunda mitad del siglo XIV. Muere Fernán en la batalla de Aljubarrota en 1386. En el año 1393 la aldea de Priego recibe su título de villa siendo su señor Pedro Carrillo, hijo de Fernán. Los territorios del Señorío, que se fueron ampliando a lo largo del siglo XIV, serán base del condado con el que la princesa Isabel y después los Reyes Católicos quieren recompensar los servicios de la familia Carrillo y de la familia Mendoza, que emparentan en estos años, en su lucha contra la princesa Juana por el trono de Castilla.
Pedro Carrillo de Huete, halconero mayor de Juan II, es el VI señor de Priego, señor de Villar del Saz de la parte de Abajo y a quien Huete debe su título de Villa, emparenta con los Hurtado de Mendoza al casar su hija Teresa Carrillo, VII Señora de Priego, con Diego Hurtado de Mendoza de la Casa de los señores de Mendoza y durante un tiempo IX señor de esta Casa. Este matrimonio transforma el señorío en condado en el año 1465 con Enrique IV y recibe el título de condes de Priego en el año 1474 con los Reyes Católicos. Su hijo, el segundo conde de Priego es primo segundo del cardenal Mendoza y del IV conde de Medinaceli. En lo sucesivo los condes de Priego llevarán el título de Carrillo de Mendoza y el titulo mantendrá la línea masculina hasta el siglo XVII en el que se pierde esta línea con la décima y undécima condesa de que son hermanas.

Antonia Carrillo de Mendoza, XI condesa de PRIEGO, señora de Escabas y Cañaveras, muere en 1628, Casa con Rafael Garcés de Marcilla, al Garcés de Heredia, barón de Gaibiel y Santacroce, señor de la fortaleza y torre de Leoparde, señor de la casa, fortaleza y monte de Picaza, de la jurisdicción del lugar de Terzaga y partido de Molina de Aragón, regidor perpetuo de Molina de Aragón, gentilhombre del Rey, muere en 1647. Hijo de Miguel Garcés de Marcilla Muñoz de Pamplona y Fernández de Heredia, señor de la fortaleza y torre de Leoparde, barón de Gaibiel y Santacroce, regidor perpetuo de Molina de Aragón, y de Leonor Garcés de Marcilla, al Garcés de Heredia, señora y baronesa de Gaibiel y Santacroce, su sobrina carnal. Con descendencia. A la muerte de la XVI condesa sin sucesión de su marido y primo hermano Jean-Juste-Ferdinand-Joseph, principe de Croy d’Havré, tuvieron lugar grandes pleitos sobre la sucesión al título y estados, entre el marqués de la Rambla, el duque de Monteleón, el marqués de Quintanar, el marqués de Castromonte, el marqués de Campoverde, Joaquín Garcés de Marcilla, el marqués de Alcocebar, el marqués de Villel, el conde de la Ventosa y don Francesco Coppola, VI duque de Canzano; se adjudicó la sucesión a este último como tercer nieto de Isabel Garcés de Marcilla, hermana del XII conde; durante el proceso entre 1771 y 1782 los estados permanecieron en secuestro, antes de la adjudicación por sentencia definitiva del Consejo de Castilla.

Grandeza de España de pimera clase concedida por decreto el 12 de enero de 1715, Real despacho de 22 de noviembre de 1732 a la XVII condesa, María Belén Fernández de Córdoba y Lante della Rovere, en consecuencia de la que se concedió a su abuelo José Fernández de Córdoba Garcés de Marcilla, XVI conde.

Pedro Carrillo de Huete fija en su testamento, fechado el día 19 de de marzo de 1446 en Cañaveras, que sea enterrado en el coro del monasterio de San Francisco de Huete. Don Pedro moriría dos años despues de hacer este testamento. En este convento, hoy desaparecido, fue enterrado Alonso Diaz de Montalvo, muerto en Huete en 1499. Trasladado a Huete por el destino judicial de su padre. En las Cortes de Toledo de 1480, los Reyes Católicos le ordenaron compilar las leyes, ordenanzas y pragmáticas, junto con las leyes más usadas del Fuero Real. En 1484 publicó, en efecto, una Compilación de leyes, conocida como Ordenamiento de Montalvo, que desde la edición de 1490, ostentó el título de Ordenanzas reales por las cuales primeramente se han de librar los pleitos. No consta que fuera promulgada por los reyes, y algunos juristas le negaron su valor oficial, pero fue utilizada como libro de Derecho, adquirida y conservada por los concejos, de orden del rey; reimpresa más de 30 veces, fue sustituida por la Nueva Recopilación de 1567. En este convento tuvieron capilla los Vazquez de Acuña, duques de Huete.

Los condes de Priego emparentarán también con la familia Pacheco y con la familia Hinestrosa a través de doña María Pacheco de Hinestrosa, señora de Valera de Abajo, recibiendo sus descendientes el título de marqueses de Valera de Abajo en el año 1679. A la familia Carrillo pertenece también el futuro duque de Huete, titulo que en el siglo XV le es concedido a un miembro de los Carrillo de Albornoz emparentado con los Vázquez de Acuña, como hemos visto.

De Priego, no lejos de la ciudad romana de Ercávica en Cañaveruelas; junto al embalse de Buendia, y al río Escabas, no se puede atestiguar con seguridad restos romanos y musulmanes. Priego fue ocupada por los soldados cristianos cuando los árabes fueron replegándose en el siglo XIII, en cuyo último término fue su dueño Garci Gómez Carrillo, a quien en remuneración por sus servicios, el Rey Alfonso X, casó con su prima Doña Urraca y con ella recibió en dote a Priego y otros heredamientos del Obispado de Cuenca y Tierra de Molina. Su hijo Alonso Ruy Carrillo hereda todo el patrimonio, convirtiéndose así en el primer señor de la Casa de Priego y Escabas, de la que es nombrado alcaide por Femando IV, en 1298, concediéndole el privilegio de los "Pechos y Derechos" de esta villa. No obstante, continuaron los árabes en posesión del castillo hasta el año 1.328 en que es entregado al rey cristiano Alfonso XI. En 1.348 Juan Alonso Carrillo funda la Casa Fuerte de Priego. Años más tarde su nieto Pedro Carrillo se casa con doña Guiomar de Sotomayor, correspondiendo a su única hija, doña Teresa Carrillo, el origen del condado de Priego. El rey Enrique IV según carta firmada en la villa de Olmedo el 6 de Noviembre de 1465, concede el título de conde de Priego a Diego Hurtado de Mendoza, casado con doña Teresa Carrillo, dando lugar al linaje de los "Carrillo de Mendoza". Mencionar como dato curioso que este matrimonio se realizó con la condición de que el hijo primogénito llevase el apellido y armas de "Carrillo", perpetuándose éste a lo largo del tiempo. A partir de este momento la historia de Priego está fuertemente vinculada a estas dos nobles familias, emparentando sus titulares con las más ilustres casas del reino. De la importancia del linaje que gobernó Priego dan buena muestra los relatos que las crónicas hacen de algunos de sus representantes: Don Pedro Carrillo de Mendoza, II conde, sirvió a los Reyes Católicos, distinguiéndose en la conquista de Granada. Don Femando Carrillo de Mendoza, VI conde, fue embajador de Felipe II en Portugal y Mayordomo Mayor de don Juan de Austria, participando en la Batalla de Lepante. Esta época es sin lugar a dudas la de mayor esplendor de Priego, en la que aparece como un importante centro comercial, tanto agrícola y ganadero, como de productos manufacturados. Además, la presencia de los condes de Priego en la villa determina la instalación de una "corte" de familias nobles, de la que dan buen testimonio los blasones aún existentes como los de Carrillo y Mendoza, Resas y Marquina, Torres o Albornoz, asi como los numerosos conventos, ermitas y capellanías fundados en este período. Del siglo XVII en adelante, la influencia de los condes de Priego fue disminuyendo por el poder creciente de los municipios, hasta que las cortes de Cádiz abolieron los señoríos jurisdiccionales en 1812. La Guerra de Independencia supuso a Priego la pérdida de gran parte del patrimonio histérico-artístico, del que habría que destacar, a parte de numerosos cuadros, una bandera ganada en Lepanto por el sexto conde. La destrucción de este patrimonio continuó a lo largo del presente siglo, durante las Guerras Carlistas y posteriormente en la Guerra Civil, sufriendo la población grandes desperfectos.

El río Escabas. Nace en la cañada del Mostajo a 1500 metros de altitud, en las inmediaciones de la sierra de Tragacete, cercano a los nacimientos de los ríos Cuervo y Júcar, y recorre tres comarcas conquenses, la Serranía Alta, el Campichuelo y la Alcarria, para desembocar en un recorrido de 60 kilómetros en el río Guadiela, poco antes de la cola del embalse de Buendía. En su discurrir forma un valle de singular belleza. El río atraviesa cinco municipios, Las Majadas, Poyatos, Fuertescusa, Cañamares y Priego. Forma parte de la cuenca hidrográfica del Tajo desembocando previamente en el río Guadiela. A pocos kilómetros nacen también los ríos Júcar de la cuenca mediterránea y el Cuervo, que desemboca también en el Guadiela.

Íñigo López de Mendoza, padre del I conde de Priego, es el segundo hijo de Pedro González de Mendoza, IX señor de la Casa de Mendoza, y de Aldonza Fernández de Ayala de los X señores de Ayala. Casa primero con Juana Méndez de Benavides, hija de Men Rodríguez de Biedma y Benavides, V señor de la casa de Biedma , IX señor de la casa y mayorazgo de Benavides, y de su primera esposa, Teresa Manrique de Lara, hija natural de Gómez Manrique, arzobispo de Toledo. Íñigo y su primer mujjer son padres de Aldonza de Mendoza. Íñigo casa después con Inés Manuel, señora de Castilnovo, señora de la Fortaleza del Águila, hija de Enrique Manuel de Vilhena, I conde de Cuña e Cea , en Portugal, y de Beatriz o Inés de Sousa, hija de Pedro Alfonso de Sousa, y de Elvira Ganhes de Novoa.

Aunque sin relevancia en cuanto a la linea genealógica de los condes de Priego y como curiosidad, diremos que Gomez Manrique de Lara, arzobispo de Toledo, es hijo de Pedro Manrique de Lara, IV señor de Amusco, y de Teresa de Sotomayor. El arzobispo de Toledo es padre de Teresa Manrique de Lara que casa con Mem Rodrigues de Biedma, VIII señor de Benavides. El IV señor de Amusco es nieto del II señor de Amusco siendo este primo segundo de Urraca Alonso de quien como hemos visto vienen por su boda con "el de los Garfios" los señores y condes de Priego. Siguiendo con estas curiosidades genealógicas diremos también que el VII señor de Amusco casa con Juana de Mendoza y Ayala que es hermana de Íñigo Lopez de Mendoza y así tía del I conde de Priego. También es Juana tía del I marqués de Santillana. La madre de Teresa Carrillo Vázquez de Toledo, suegra de Juana de Mendoza, es Leonor Carrillo quien es hermana de Juana García Carrillo 'Señora de Villabañez' en el valle del río Esgueva en Valladolid, ascendiente en sexta generación del I conde de Alba, siendo Leonor Carrillo ascendiente en cuarta generación de la mujer del I conde de Alba. Además, Juana García Carrillo casa en segundas nupcias con Diego Gutiérrez de Ceballos 'Almirante Mayor de Castilla', y la hija de este matrimonio, Elvira Álvarez Ceballos 'señora de Escalante' en tierras santanderinas, casa con Fernán Pérez de Ayala 'señor de Ayala', siendo este matrimonio los abuelos maternos de Juana de Mendoza y los bisabuelos también maternos del I conde de Alba.