lunes, 25 de mayo de 2009

La Casa del Infantado en los siglos XVIII, XIX y XX.

Gregorio María de Domingo de Silva y Mendoza, IX duque del INFANTADO, V duque de PASTRANA, duque de LERMA, duque de Francavilla, V duque de ESTREMERA, duque de Cea, principe de Melito, principe de Eboli, marqués de SANTILLANA, marqués del Cenete, marqués de Algecilla, marqués de Almenara, marqués de Argüeso, marqués de Campoo, conde de Saldaña, conde del Real de Manzanares, conde del Cid, conde de Mandayona, conde de Miedes, Grande de España, Gran Justicia del Reino de Nápoles, regidor perpetuo de Simancas, Zurita y Tordesilla, caballero de Santiago, comendador mayor de Castilla, consejero de estado y guerra, gentilhombre de la camara del rey Carlos II, Montero mayor del rey, capitán, embajador extraordinario en París, nace en 1649 y muere en 1693. Casa en 1666 con María de Haro y Guzmán hija de Luis Méndez de Haro Guzmán y Sotomayor de la Paz, VI marqués del Carpio, II conde de Morente, V conde y III duque de Olivares, II marqués de Eliche, I duque de Montoro, tres veces Grande de España, Comendador mayor de la orden de Álcantara, Gran Chanciller de las Indias, Alcaide de las Alcázares de Sevilla y Córdoba, caballerizo mayor, gentilhombre de cámara y primer ministro de Felipe IV y su gran privado y de Catalina Fernández de Córdoba y Aragón, hija menor de Enrique de Córdoba Cardona y Aragón, V duque de Segorbe, IV marqués de Comares, y de su segunda esposa Catalina Fernández de Córdoba y Figueroa de los IV marqueses de Priego.

Les sucede su hijo
Juan de Dios de Silva y Mendoza, X duque del INFANTADO, XI marqués de Santillana, VI duque de PASTRANA, duque de LERMA, duque de Francavilla, VI duque de ESTREMERA, duque de Cea, príncipe de Melito, príncipe de Éboli, marqués del Cenete, marqués de Algecilla, marqués de Almenara, marqués de Argüeso, marqués de Campoo, conde de Saldaña, conde del Real de Manzanares, conde del Cid, conde de Mandajona, conde de Miedes, Grande de España, Gran Justicia del Reino de Nápoles. Casa en 1704 con su pariente Maria Teresa de los Ríos Zapata y Guzmán, hija de Francisco Diego Gutiérrez de los Ríos y Guzmán de los Ríos, III conde de Fernán Núñez, señor de las villas de Bencalez y la Morena, y de Catalina Zapata de Mendoza Silva, hija de Antonio Zapata y Suárez de Mendoza, I marqués de la Alameda, III conde de Barajas, VIII conde de la Coruña, y de Ana María de Silva y Guzmán, de los III duques de Pastrana.

Les sucede su hija
María Teresa Francisca Alfonsa de Silva Hurtado de Mendoza y Sandoval de la Vega y Luna, de Silva Mendoza y Gutiérrez de los Ríos, XI duquesa del INFANTADO
, duquesa de PASTRANA, duquesa de LERMA, marquesa de SANTILLANA, marquesa de Cenete, condesa del Real de Manzanares, condesa de Saldaña, princesa de Melito, princesa de Eboli, Grande de España de primera clase, 1707- 1770. Casa en 1724 con Miguel de Toledo y Pimentel, X marqués de Távara, conde de Villada, Grande de España de primera clase, hijo de Antonio de Toledo Osorio de los VII marqueses de Villafranca del Bierzo, y de Ana María Pimentel de Córdoba, VIII marquesa de Távara, V condesa de Villada, hija de Francisco Fernández de Córdoba Cardona y Recqueséns, VIII duque de Sessa, y de Ana María Pimentel de Córdoba, VI marquesa de Távara.

Les sucede su hijo
Pedro de Alcántara de Toledo Silva Mendoza Pimentel Enríquez de Guzmán de la Vega Sandoval Luna Cisneros Manzanedo Albornoz Ayala Fernández de Córdoba y de los Ríos, XII duque del INFANTADO, duque de PASTRANA, duque de LERMA, XIII. marqués de SANTILLANA, XI marqués de TÁVARA, marqués de Cenete, conde del Real de Manzanares, conde de Saldaña, príncipe de Melito, príncipe de Éboli, Grande de España de primera clase, 1729- 1790. Casa en primeras nupcias con Francisca Javiera de Velasco y Tovar, hija de Bernardino IV Fernández de Velasco Pimentel, XI duque de Frías, XVconde de Alba de Liste, XV conde de Haro, VII conde de Peñaranda de Bracamonte, conde de Castilnovo, conde de Salazar, XVII conde de Luna, IV marqués del Fresno, IV vizconde de Sauquillo, tres veces Grande de España, XV mayorazgo y XXI señor de la casa de Velasco de la primera linea, XVII señor de las Valles de Soba, Ruesga, XII señor del estado de Briviesca, XIII señor del estado de Belorado; muere en 1771, y de María Josefa Pacheco Téllez-Girón, hija de Manuel Gaspar Alonso de Sandoval Téllez-Girón, V duque de Uceda, V marqués de Belmonte y Menosalbas, IV conde de la Puebla de Montalbán, Grande de España de primera clase, gentilhombre de cámara de Carlos II y Felipe V, nace en Madrid en el palacio de Uceda, bautizado en Santa María de la Almudena, y de Josefa Antonia María de Toledo y Portugal de los VIII condes de Oropesa. El primer matrimonio del XII duque del Infantado no tiene suecesión. Casa el duque en segundas nupcias en Madrid en 1758 con la princesa Maria Anna von Salm-Salm.

Padres de María de los Dolores Leopoldina de Toledo y Salm-Salm y de Pedro de Álcantara, XIII duque del Infantado. Pedro de Alcántara de Toledo y Salm-Salm, XIII duque del INFANTADO, duque de PASTRANA, duque de LERMA, XIV marqués de SANTILLANA, XI marqués de Távara, marqués de Cenete, conde del Real de Manzanares, conde de Saldaña, príncipe de Melito, príncipe de Éboli, Grande de España de primera clase, 1768- soltero en Madrid en 1841. Tiene un hijo y una hija naturales con Manuela Lesparre y Silva. Es su hijo Manuel Álvarez de Toledo y Lesparre, Salm-Salm y Silva, XII duque de Pastrana, XII duque de Estremera, duque de Francavilla, marqués del Cenete, conde de Villada, cuatro veces Grande de España. Legitimado. Casa con la viuda Dionisia Vives y Zirés, II condesa de Cuba; sin sucesión. Es su hija Sofia de Toledo y Lesparre, XIII duquesa de Pastrana y XIII duquesa de Estremera, duquesa de Francavilla, tres veces Grande de España, muere en 1892. Casa con Francisco Valledor, que muere también en 1892, sin sucesión. Mariano Téllez Girón y Beaufort Spontin, 1814-1882 , XV duque del Infantado y XII duque de Osuna, hermano del XIV duque, resuelve el pleito por el ducado de Pastrana amistosamente en 1852, pues Osuna cede los ducados de Pastrana, Estremera y Francavilla, y el marquesado de Cenete.
Manuel de Toledo Lesparre (1805-1886), duque de Pastrana por cesión en 1852. Casado con Dionisia Vives y Zires, condesa de Cuba, a los 67 años. Ambos eran muy religiosos y sin hijos donaron todo su patrimonio a la iglesia, especialmente a los jesuítas. Con permiso de Osuna, Manuel llevó en 1859 los restos de Infantados y Pastranas desde San Francisco en Guadalajara a la Colegiata de Pastrana.
Finalmente el ducado de Pastrana fue atribuido por el juez al marques de Corverá que lo cedió a su hijo Rafael de Bustos y Ruiz de Arana, 1885-1943, quien sería el XV duque de Pastrana. Se casó en 1909 con la hija del conde de Romanones Casilda Figueroa y Alonso-Martínez. El título pasó a su hija
Casilda de Bustos y Figueroa, XVI duquesa de Pastrana, nacida en 1910 y casada en 1929 con don José María de la Blanca Finat y Escrivá de Romaní, 1904-1995, conde de Mayalde quien fuera alcalde de Madrid entre 1952 y 1965.
Como su primer hijo muriera, les hereda su segundo hijo José María de la Blanca Finat y Bustos, nacido en 1932 y que como heredero sería marqués de Corverá, conde de Mayalde y, por carta de sucesion de 11 de diciembre de 2000 a la muerte de su madre, XVII duque de Pastrana.
Jose Finat y Bustos se caso con Aline Riva de Luna teniendo cinco hijos. Su primogenito se llama Rafael Angel Finat y Riva, actual conde de Mayalde.


Maria de los Dolores Leopoldina, hermana del XIII duque del Infantado, casa en primeras nupcias y sin sucesión con su pariente Francisco de Asis de Silva Bazán y Fernández de la Cueva, XI marqués del Viso, hijo primogénito de José Joaquín de Silva Bazán y Sarmiento, entre otros, IX marqués de Santa Cruz de Mudela, X marqués del Viso, director de la Real Academia española, y de su primera mujer Soledad de la Cueva, hija de Francisco de la Cueva, XI duque de Albuquerque, y de Agustina Ramona de Silva de los X duques del Infantado, sin sucesión. En segundas nupcias casa la duquesa del Infantado en 1782 con Frédéric-Auguste-Alexandre, duque y conde y marqués de Beaufort-Spontin, marqués de Horennes, conde de Beauraing, chambelán del emperador de Alemania, gobernador general de Bélgica en nombre de los Soberanos aliados 1814, Gran Mariscal de la Corte del Rey en los Paises Bajos.



Padres, entre otros, de Franziska Philippine Thomasa Leopoldina, comtesse de Beaufort-Spontin, que casa en 1802 con Francisco de Borja Bruno Téllez-Girón y Alfonso Pimentel, entre otros, XIV conde de Ureña, X duque de Osuna, conde-duque de Benavente, Béjar, Gandía, los Arcos, conde de Mayorga, Belacázar, marqués de Lombay, de Zahara, duque de Montacuto en Cerdeña, hijo de Pedro de Alcántara Téllez-Girón y Pacheco, entre otros, X marqués de Peñafiel, conde de Fontanar, XIII conde de Ureña, IX duque de Osuna, y de María Josefa Alonso Pimentel Téllez-Girón Borja y Centelles, entre otros, XV condesa y XII duquesa de Benavente, hija única de Francisco de Borja Alfonso Pimentel Vigil de Quiñones, XIV conde y XI duque de Benavente, y de María Faustina Téllez-Girón, hija de los VII duques de Osuna.

Padres de
Pedro de Alcántara , XI duque de Osuna, XIV duque del INFANTADO, que seguirá después de su tío-abuelo, el XIII duque. Muere soltero.
Mariano, XII duque de Osuna, XV duque del INFANTADO, que seguirá después de su hermano. Sin hijos en su matrimonio con su prima la princesa Marie Eleonore Kreszentia Katharina zu Salm-Salm.


Sin herederos los dos últimos titulares el Ducado pasa a Andrés Avelino de Arteaga Lazcano y Silva, A la muerte del XII duque de Osuna y XV del Infantado en 1882 casi todos los títulos y los pocos bienes que no fueron despilfarrados o subastados pasaron a la Casa de Valmediano en la persona de Andrés Avelino de Arteaga y Silva Carvajal y Téllez Girón, 1833-1910, marqués de Valmediano, que fue el XVI duque del Infantado. Era sobrino nieto del X duque de Osuna por su madre Fernanda Silva Téllez Girón que es así prima hermana de Pedro y Mariano que, respectivamente, son el XI y XII Osuna y XIV y XV Infantado, y heredero por su padre Andrés Avelino de Arteaga y Carvajal, Palafox y Manrique de la rama de los Valmediano y del marquesado de Ariza. Por la casa de Ariza descendía de una nieta del X duque de Infantado Juan de Dios, Sin embargo, como se ha recogido, no heredaría todos los títulos de Osuna pues la sobrina del último duque de Osuna fue desposeida por Juzgado del ducado de Pastrana, que el juez atribuyó al Marques de Corvera que lo cedió a su hijo Rafael de Bustos y Arana, marido de Casilda de Figueroa, la cual era hija del Conde de Romanones, ministro de Alfonso XIII. Tampoco tuvo el ducado de Lerma que pasaría a Fernando Fernández de Córdoba y Pérez de Barradas.

Andres Avelino de Arteaga Lazacano y Silva, XIX señor de la CASA SOLAR Y PALACIO DE LAZCANO, VIII marqués de Valmediano, IV conde de Corres, X conde de Santa Eufemia, XI marqués de ARIZA, marqués de Armunia, marqués de la Guardia, XIV conde de la MONCLOVA, XVI duque del INFANTADO, marqués de SANTILLANA, Almirante de Aragón, X marqués de ESTEPA, seis veces Grande de España, casa en Madrid en 1866 con Maria de Belén Echagüe y Méndez de Vigo, hija de Rafael de Echagüe y Bermingham, I conde del Serrallo y de Mercedes Méndez de Vigo y Osorio, hija de Santiago Méndez de Vigo Sampedro Fernández Cueto y de Ana de Osorio Zayas Spínola y Benavides, VI condesa de Santa Cruz de los Manueles, Grande de España. Padres, entre otros, de Joaquín de Arteaga y Echague Silva y Méndez de Vigo, XVII duque del Infantado, XII marqués de ARIZA, Almirante de Aragón, XI marqués de ESTEPA, XV conde de la MONCLOVA, XX señor de la CASA Y PALACIO DE LAZCANO, marqués de SANTILLANA, conde del Real de Manzanares, conde de Saldaña, conde del Cid, marqués de Armunia, marqués de Laula, marqués de Bivola y Monte de Vay, marqués de Cea, IX marqués de Valmediano, V conde de Corres, conde de Santa Eufemia, seís veces Grande de España, muere en 1947. Casa en Madrid en 1894 con Isabel Falguera y Moreno, III condesa de Santiago, hija única de José Falguera y Lasa, II conde de Santiago, y de Elisa Moreno y Moscoso de Altamira, hija del coronel José Moreno y Sopranis, y de Sofia Moscoso de Altamira y Taboada, II condesa de Fontao. Padres, entre otros, de Inigo de Arteaga y Falguera, 18. duque del Infantado, casa en primeras nupcias en 1939 en Fuenterrabía con Ana Rosa Martín y Santiago-Concha y en segundas nupcias en 1959 con María Cristina Salamanca y Caro, condesa de Zaldivar, matrimonio que no tiene hijos.

El XVIII duque del infantado y su primera mujer son padres, entre otros, de Iñigo de Arteaga y Martín, XX marqués de SANTILLANA, XII conde de Saldaña, VII conde de Corres, XIX duque del INFANTADO, XIV marqués de ARIZA, XII conde de la MONCLOVA, XXIV señor de la CASA Y PALACIO DE LAZCANO, Almirante de Aragón, XIX conde del Real de Manzanares, XIII marqués de Monte de Bay, XIII marqués de Armunia, XVII marqués de Cea, VIII marqués de Valmediana, cuatro veces Grande de España, y DE ACUERDO CON LOS NUEVOS TIEMPOS PILOTO DE IBERIA casa en primeras nupcias con Almudena del Alcázar y Armada, hija de Juan Bautista del Alcázar y de Victoria, VII conde de los Acevedos, y de Rafaela de Armada y Ulloa, hija de Álvaro María de Armada y de los Ríos-Enríquez, VII conde de Revillagigedo, Grande de España, y de María de la Concepción de Ulloa y Fernández-Durán. Padres de,
1. Almudena de Arteaga y del Alcázar.
2. Iñigo de Arteaga y del Alcázar.
3. Ivan de Arteaga y del Alcázar.

El XIX duque casa en segundas nupcias con Carmen Castelo Bereguiain.


María Hurtado de Mendoza, VII señora de Fresno de Torote, es descendiente del marqués de Santillana por su madre y del IV duque del Infantado por su padre y por lo mismo también descendiente del Marqués, recordemos que el I duque del Infantado es el primogénito del Marqués. Casa la VII señora de Fresno de Torote con Juan Jacinto de Chiriboga y Córdoba. Padres de Tomás Isidro de Chiriboga y Mendo, I marqués de Valmediano; sin hijos y de
Isabel de Chiriboga y Mendoza que casa con Juan Antonio de Arteaga Lazcano, XVII señor de la casa de Lazcano, cuyos hijo hereda el marquesado de Valmediano de su tío. El bisabuelo paterno de la VII señora de Fresno de Torote es connde de Saldaña, de la casa del Infantado, y su bisabuela paterna es la III marquesa de Cenete nieta natural del Cardenal Mendoza que es hermano del I duque del Infantado.
El Ducado del Infantado fue concedido por los Reyes Católicos el 22 de julio de 1475 a Diego Hurtado de Mendoza, II marqués de Santillana. En 1520 se le concedió la Grandeza de España de clase inmemorial. El mismo dia, 22 de julio de 1475, se creo el Condado de Saldaña, para que lo ostentaran los herederos del ducado del Infantado. En esos momentos, el hijo y heredero de Diego Hurtado de Mendoza, era Íñigo López de Mendoza, que se convirtió en el I conde de Saldaña, después II duque del Infantado. A partir de ese momento todos los herederos del ducado, han sido condes de Saldaña, ostentando también el marquesado de Santillana, como primer título que ostentó la familia Mendoza.
El origen de la grandeza de España tal y como la conocemos en la actualidad, tuvo lugar en el reinado de Carlos I, quien dio gran importancia para la ceremonia y la etiqueta palatina a este status social. Tradicionalmente se considera que le otorgó reconocimiento legal, hecho que no puede afirmarse con seguridad puesto que no existe ningún decreto del rey creando la Grandeza de España, ni tampoco reglas escritas sobre su tratamiento.
Se considera como año de la creación de esta grandeza el de 1520 en que fue coronado en Aquisgrán como Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y año de la Guerra de las Comunidades de Castilla contra su persona, defendida en gran medida por los que después se consideraron pertenecían a la grandeza de 1520, conocida comúnmente como de inmemorial; distinción hecha por el emperador fue la recompensa a la nobleza que estuvo a su lado durante la nombrada Guerra de las Comunidades.
La Grandeza de España es la máxima dignidad de la nobleza española en la jerarquía nobiliaria, pues está situada inmediatamente después de la de infante, reservada a los hijos del rey de España y a los del príncipe de Asturias. Es otorgada por el rey y generalmente va unida a un título nobiliario, por lo que es hereditaria, aunque en ocasiones se concede de forma vitalicia a una persona en concreto, como los hijos de los infantes de España, que no heredan el tratamiento de sus progenitores. Es también la más alta dignidad de su clase de toda Europa, pues sus privilegios fueron mayores que los de otras figuras similares europeas, como los pares de Francia o los peers del Reino Unido. Su origen se encuentra en las antiguas monarquías visigodas, aunque no es hasta el reinado de Carlos I de España en el siglo XVI cuando comienza a regularse y establecerse como la conocemos en la actualidad.
Los Grandes de España gozaron durante la historia de numerosos privilegios, los cuales fueron cayendo en desuso a partir del siglo XIX y especialmente tras la desaparición de la corte con la caída de Alfonso XIII en 1931.
Tratamiento
Cubrirse ante el rey
Capilla Real
Pasaporte diplomático. El último privilegio legal del que gozaron fue la posesión de pasaporte diplomático en sus viajes, privilegio suprimido en 1984. Poseían el pasaporte porque, en cierto modo y de forma histórica eran altos representantes de la Corona de España. Este documento era similar al resto de pasaportes diplomáticos, a excepción de su preámbulo, en el que el Ministro de Asuntos Exteriores en nombre del rey, señalizaba la concesión de transitar libremente por el país, pidiendo a los países extranjeros que no le pusiesen inconvenientes en sus viajes y le ayudasen en lo que necesitase por corresponder al bien del servicio nacional.

Son sus símbolos de distinción la Corona y los grandes de España utilizan en sus armas la corona ducal, aunque no tengan esta dignidad. Esta corona consiste en un cerco de oro adornado de perlas y pedrería, realizado de ocho florones en forma de hojas de apio, levantadas, y cubierta de un bonete de terciopelo rojo rematado en un botón de oro; y el manto pues poseen el derecho a representar sus armas sobre un manto. Se trata de una colgadura de terciopelo, de color escarlata, forrado de armiños y recogido a ambos lados con dos lazos de cordones y borlas de oro. En su centro se dispone el escudo con sus armas, y los grandes que no dispongan de la dignidad ducal, deben rematar el escudo con su respectiva corona, aunque el manto lo haga con la ducal.
Esta dignidad está únicamente reservada a reyes, príncipes y grandes.